sito in fase di manutenzione: alcuni contenuti potrebbero non essere aggiornati
 
 ottobre 2019 
LunMarMerGioVenSabDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031 
CAMPAGNE
MISSIONI

CERCA:

Ministero degli Affari Esteri

Living together - Combining diversity and freedom in 21st-century Europe [Report of the Group of Eminent Persons of the Council of Europe] PDF DOWNLOAD >>

DOCUMENTARIO DEDICATO DA AL-JAZEERA ALLA LEADER RADICALE EMMA BONINO

Cookie Policy

>> Efe


El difícil anhelo de que el próximo presidente de Italia sea una mujer

Efe - 13 de abril 2013

La candidata de centro izquierda y ex comisaria europea, Emma Bonino, deposita su …

por Cristina Cabrejas

Sondeos y partidos italianos muestran el deseo de que, por primera vez en la historia del país, una mujer acceda a la presidencia la República, pero los juegos políticos y una sociedad dominada por la presencia masculina en los puestos de poder pueden dar al traste con este anhelo.

La elección del próximo presidente de la República italiana comenzará el 18 de abril y aunque los partidos políticos no han desvelado sus candidatos, es muy probable que no surja el nombre de una mujer y que prevalezcan los juegos de poder sobre el deseo popular.

La mayoría de la opinión pública italiana se decanta a favor de que haya presencia femenina en el más alto cargo del país, según los últimos sondeos aparecidos en los diarios italianos.

En estas encuestas publicadas en las ediciones digitales de los diarios "Corriere della Sera", "Il Fatto Quotidiano", "La Stampa" o "Il Secolo XIX", o la revista "L'Espresso", quien ha recibido más votos para ocupar la Jefatura de Estado ha sido la excomisaria europea y miembro del Partido Radical, Emma Bonino.

Los encuestados destacan a Bonino, de 64 años, como una "mujer de importante relevancia internacional y con una vida en defensa de los derechos humanos y civiles".

Entre los cinco más votados también aparece la actual ministra del Interior, Annamaria Cancellieri y la senadora del Partido Demócrata, Anna Finocchiaro.

Los tres nombres se manejan en las quinielas de los medios de comunicación, pero la historia italiana y la sociedad en la que difícilmente encuentran espacio las mujeres auguran que será muy improbable que esta posibilidad se concrete.

Desde que en 1946 la Asamblea Constituyente italiana instauró el cargo de Jefe de Estado, once hombres han ocupado el Quirinal, la sede de la República italiana, y tan sólo en una ocasión una mujer fue candidata hasta el final de las votaciones.

En 1948, cuando el Parlamento fue llamado a elegir al primer presidente de la República, la baronesa Ottavia Penna, que fue una de los 75 miembros que participaron en la redacción de la Constitución italiana, fue la candidata por parte de su partido "Uomo Qualunque" (Un Hombre Cualquiera).

Su partido, que la definió como "una mujer culta, inteligente, esposa y madre", defendió su candidatura hasta el final, pero sólo obtuvo 32 votos frente a los 396 de Enrico De Nicola.

En 1992, el Partido Comunista presentó a Nilde Jotti, la primera de las dos mujeres que han sido presidentas de la Cámara de los Diputados, como aspirante, pero finalmente retiraron su candidatura para apoyar a Oscar Luigi Scalfaro, que resultó elegido.

Jotti consiguió ser la más votada hasta el octavo escrutinio, pero después, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, los juegos políticos obligaron a apoyar a Scalfaro.

En estos últimas semanas está creciendo aún más el deseo de que una mujer sustituya a Giorgio Napolitano en la presidencia, sobre todo después del malestar que ha generado en Italia las recientes decisiones políticas en las que se han elegido sólo hombres.

Napolitano tuvo que pedir disculpas después de las críticas por no haber incluido a ninguna mujer entre los 10 expertos, los denominados sabios, encargados de analizar la parálisis gubernamental que vive el país y de buscar soluciones.

Además, entre los 58 representantes de las regiones elegidos para participar en el pleno del Parlamento para votar al próximo presidente sólo hay 5 mujeres.

"No hay nada qué hacer. La historia por desgracia continúa. Cuando tienen que decidir los hombres no se elige nunca a las mujeres", dijo la vicepresidenta del Senado, Valeria Fedeli.

En los últimos días, políticos de diferentes partidos han manifestado que les gustaría ver a una mujer en el Quirinal, como el presidente de Lombardía y líder de la Liga Norte, Roberto Maroni, o la exministras en el Gobierno de Silvio Berlusconi, Giorgia Meloni, y de Paridad, Mara Carfagna.

Varios grupos están recogiendo adhesiones para promover a Emma Bonino como presidenta y uno de ellos ha colgado un vídeo en Internet en el que personalidades del mundo del espectáculo, de la cultura o la ciencia piden que se elija a la excomisaria europea.





Altri articoli su:
[ Italia ] [ Unione Europea ]

Comunicati su:
[ Italia ] [ Unione Europea ]

Interventi su:
[ Italia ] [ Unione Europea ]


- WebSite Info